15 de marzo de 2008

Que viva la muerte...

Por Koestler

No me refiero claro está al del cine. Tampoco al que se presenta a diario en la televisión. Obvio, me refiero al que nos presentan las noticias sobre el conflicto interno nacional. Ese conflicto que no existe, porque así lo decretó el gobierno de turno. Pero los muertos sí aparecen, presentados con gran lujo de detalles al entusiasmado público colombiano.

Ya en este país nos olvidamos del origen del, perdón por tanta terquedad, conflicto interno: social, político, ideológico, cultural. Uy, se me olvidaba uno que ahora es muy importante: el narcotráfico. Colombia supuestamente es el único país del mundo donde se desarrolla una guerra sin causas internas.

En el paroxismo que produce este juego de muerte, desde la galería aplauden unos u otros con frenesí, según vaya ganando el de su predilección. O se desgañitan y maldicen cuando el contrario les propina algún golpe. Insano ejercicio de catarsis social en el cual se muestran —algo hay de positivo— los verdaderos sentimientos de las personas. Por ejemplo, los medios han aplaudido la muerte de Raúl Reyes y otros 18 guerrilleros, y la mayoría de los colombianos igualmente la agresión internacional contra el Ecuador. En el arrebato que el espectáculo de sangre suscita, la iglesia católica ha terciado estimulando la violencia. En vez de llamar a la cordura, por ejemplo, estimulaban las acciones guerreristas contra Venezuela, pintorescamente dirigida por su “comandante” Chávez.

Para no ir muy lejos en el tema, un sacerdote columnista del tiempo, el señor Alfonso Llanos, escribió que le daba alegría ver el cadáver de Raúl Reyes, saber que había muerto el causante de tanto daño a nuestro país. Después, nuestros mandos castrenses y los medios de “incomunicación” aplauden la supuesta acción independiente de un guerrillero que traiciona a su jefe y lo asesina cuando está dormido —al igual que a su compañera— y presenta su trofeo de guerra: una mano para comprobar su acción. Perdón, para cobrar por su acción.

Resulta ahora que el homicidio de Iván Ramírez fue orquestado por el ejército con la promesa del pago de cinco mil millones de pesos. Al igual que la muerte de Raúl Reyes, y de otro más, y quien sabe que más bajas permanecen ocultas pero que fueron pagadas. La verdad empieza a salir, a la par que la hipocresía del establecimiento. El fiscal general aplaude el sicariato promovido por el Estado. Igual lo hacen muchos otros representantes del establecimiento.

Sólo que falta un poco de coherencia. Porque se desgarran las vestiduras cuando los otros asesinos —los de las FARC (EP) o el ELN, claro está— dan de baja a elementos del ejército o de sus apoyos. Mala cosa, porque se trata de aplaudir el arte de asesinar. Por el cual se dan muy altas sumas de dinero. Al fin y al cabo, al parecer, se trata de un lindo espectáculo para la galería, edificante para nuestros niños y nuestra juventud. ¿Acaso no lo creen así nuestros amos y señores....?

¿Aplaudirán igualmente cuando los del otro bando (ahí si considerados unos criminales) paguen por las cabezas de algunos de los jefes contrarios? No olvidemos que “con la vara que midiereis seréis medidos.”

Pero en algo si estamos de acuerdo: matar sí paga. Y paga bien. ¡Que viva el crimen!

Fotos: http://fismat.umich.mx/%7Ecanelax/mue.jpg

http://supersnack.files.wordpress.com/2007/05/tordellego_optimizado.jpg


13 de marzo de 2008

El referendo por el agua

Un importante grupo de organizaciones y personalidades colombianas está dando una de las luchas sociales más importantes que se puedan dar. La defensa del recurso agua, que pretende ser privatizado, convertido en una próspero negocio mientras nuestra población carece de agua en cantidades apropiadas y en condiciones apropiadas para el consumo. Para ello se ha convocado un referendo constitucional para la defensa de tan importante recurso.

Es una lucha insoslayable, inaplazable. Por lo pronto publicaremos el texto que se propone para la reforma constitucional, que fue tomado de htp://aguayreferendo.blogspot.com. Invitamos a todos los lectores para que se vinculen a tan importante campaña, de la cual daremos información continuamente.

ARTICULADO ACORDADO PARA LA REFORMA CONSTITUCIONAL

A continuación presentamos el articulado de reforma constitucional acordado por el Comité Nacional en Defensa del Agua y de la Vida y que fue entregado a la Registraduría Nacional junto con la Exposición de Motivos y las 248.000 firmas.

TITULO I DE LOS PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

Articulo nuevo

El Estado debe garantizar la protección del agua en todas sus manifestaciones por ser esencial para la vida de todas las especies y para las generaciones presentes y futuras. El agua es un bien común y público.

TITULO II CAPITULO I DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES

Articulo nuevo

El acceso al agua potable es un derecho humano fundamental. El Estado tiene la obligación de suministrar agua potable suficiente a todas las personas, sin discriminación alguna y con equidad de género. Se debe garantizar un mínimo vital gratuito.

TITULO II CAPITULO II DE LOS DERECHOS SOCIALES, ECONOMICOS Y CULTURALES

Parágrafo nuevo artículo 63.

Todas las aguas, en todas sus formas y estados; los cauces, lechos y playas, son bienes de la nación, de uso público. Se respetará una franja de protección de los cauces de ríos, lagos y humedales. Las aguas que discurren o se encuentren en territorios indígenas o en los territorios colectivos de las comunidades negras son parte integrante de los mismos. Se garantizará además el valor cultural del agua como elemento sagrado en la cosmovisión de los grupos étnicos.

TITULO II CAPITULO III DE LOS DERECHOS COLECTIVOS Y DEL AMBIENTE

Parágrafo nuevo artículo 80.

Los ecosistemas esenciales para el ciclo del agua deben gozar de especial protección por parte del Estado y se destinarán prioritariamente a garantizar el funcionamiento de dicho ciclo, sin vulnerar los derechos de las comunidades que tradicionalmente los habitan, procurando modelos de uso sustentable, de tal manera que se disponga de agua abundante y limpia para todos los seres vivos.

TITULO XII REGIMEN ECONOMICO Y DE LA HACIENDA PUBLICA

Parágrafo nuevo artículo 365

El servicio de acueducto y alcantarillado será prestado en forma directa e indelegable por el Estado o por comunidades organizadas. Las entidades estatales o comunitarias que se organicen para dicha prestación no tendrán ánimo de lucro y garantizarán la participación ciudadana, el control social y la transparencia en el manejo de los recursos y demás aspectos de la operación.

Las comunidades organizadas para la prestación de estos servicios se fundamentarán en la autogestión para lo cual todos sus integrantes acordarán las modalidades de gestión económica necesarias para su funcionamiento. Dichas comunidades recibirán apoyo del Estado para garantizar la cobertura y potabilización del agua que suministren.


Para mejor informació: htp://aguayreferendo.blogspot.com.
http://ecofondo.org

12 de marzo de 2008

El cinismo político

Por Comentarista

Definitivamente cuando se tienen alianzas mayoritarias la honradez y la verdad no tienen importancia. Eso lo demostró el debate contra el ministro de agricultura, el seudo heredero, Uribito. Las mayorías uribistas del senado, conformadas por la misma rosca de corruptos que apoyaban los gobiernos anteriores a la hegemonía furíbica, salieron a brindarle su apoyo incondicional pese a todas las cosas que se dijeron. Ahí estaban algunos de los que se hallan o se encotrarán en pocos días en los estrados judiciales por sus demenciales y criminales alianzas y ejecutorias con los paramilitares.

Un tal Jorge Visbal Martelo, terminó diciendo: "Siga adelante ministro Arias con esas políticas de alianzas productivas". Sí, eso dijo el mismo que como gerente de la SAC brindaba su apoyo incondicional, en todas las formas, al "ilustre" Miguel Uribe Londoño, cuando era gerente nacional de Fedecacao, entidad de la cual salió para la cárcel. (A propósito: ¿ya saldría de la cárcel su hermanito detenido por un "desliz" de autosecuestro para cobrar 12 millones de libras esterlinas?)

Al fin y al cabo tanta desfachatez está muy bien. En estos momentos de obscuridad, al menos dichos políticos sí tienen claro que la honradez, la decencia y la verdad no tienen importancia ante un electorado cautivo que se porta como perros. Siempre contarán con ellos cuando les chiflen para ir a votar. Pero la verdad terminará por imponerse, y, algún día la democracia permitirá que nuestro pueblo se eduque y rechace contundentemente a los corruptos.

¡Al fin y al cabo la culpa es de los cretinos que corremos raudos a apoyarlos!

11 de marzo de 2008

La conferencia nacional de las FARC


Por FRESH GOSSIP*

Nueva York, 2008

Descansaba de la jornada diaria en el Pen Club, cuando me avisaron que tenía una llamada internacional. Sorprendida por el hecho me dirigí a la cabina y una voz desconocida, luego de confirmar quien era yo, me preguntó que si quería una auténtica chiva internacional. —Obvio, le contesté.

—Pues alístese y reclame mañana en el aeropuerto pasaje hacia Madrid, España. Allí la esperan con sus reservas de hotel y dinero. No traiga cámara, ni ayudante de cámara, o cosa por el estilo.

Sorprendida me fui a la casa, pero antes, desde el Club, llamé a la agencia en el aeropuerto y me confirmaron mi ruta, horario y pasaje, para reclamarlo al día siguiente. Dicho y hecho, y hete que al día siguiente a las 19 horas ya estaba en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Una joven francesa me esperaba y se acercó brindándome ayuda con la maleta a la vez que me conducía a un auto que nos esperaba en el aparcamiento. Mientras nos dirigíamos al hotel me fue imponiendo de la ruta que seguiríamos. La próxima meta sería —al día siguiente, claro está— el Perú. Y llegamos al Aeropuerto Jorge Chávez de Lima, donde hicimos enlace hacia la ciudad de Iquitos, en el departamento de Loreto. El viaje fue agotador y pernoctamos esa noche. A la mañana siguiente mi guía había desaparecido con todo mi equipaje, excepto el pasaporte. Pero en cambio, me dejó ropa nueva, reloj, zapatos y otras pertenencias. Todas me las entregó Celmira mi nueva guía, quien me explicó que eran medidas de seguridad, mientras pasaba por mi cuerpo un detector de chips GPSs.

Satisfecha al no encontrar nada, me dijo que saliéramos del hotel, frente al cual ya nos esperaba un auto lujoso en el cual nos desplazamos del Hotel Sheraton por la Avenida La Marina. Nos condujeron al norte, por una vía pavimentada, la que abandonamos cuatro horas después, donde, en una carretera destapada, nos esperaba un viejo campero Land Rover, el cual nos llevaría a un nuevo destino, que, para más veras, aún desconocía. Viajamos toda la noche por una ruta infernal en la que a cada brinco que daba el ese trasto parecía que se me salían los riñones. A las cinco de la mañana llegamos a un río, en el cual subimos a una lancha, que se dirigió rápidamente corriente abajo. Dos horas después, y aún en ayunas, llegamos a un pequeño puerto, en el que subimos a unos caballos y nos internamos por la selva. Una hora más tarde arribamos a un destapado, donde nos esperaba un helicóptero. Cuatro personas más estaban en el lugar. Sin mediar palabras nos condujeron a la nave, que ascendió rápido y se internó sobre la selva. Ahí nos anunciaron que íbamos a ser testigos de un gran acontecimiento: la Gran Conferencia Nacional de las Farc.

Los otros compañeros eran Francois Poqamér, del prestigioso matutino parisiense “Toute la merde”, tan veraz como la prensa bobombiana. Igual, nos acompañaba el colega Gusaniño Purosapi, del diario carioca “Chismoes em voz baixa” y, el periodista japonés Yoqui Trampiaba, para la Cene Nene, una cadena televisiva de gran audiencia. A renglón seguido nos ofrecieron un frugal desayuno y nos dieron disculpas por las molestias que habíamos soportado durante el viaje. Todo era por la seguridad de nosotros mismos y “del gran evento democrático que se realizaría.” Luego, cada uno recibió un portátil nuevo, de los mismos que comerciaba el célebre guerrillero muerto por equivocación de la aviación colombiana. Igual nos dotaron de cámaras fotográficas y grabadoras, papel, lapiceros, y todos los implementos necesarios para nuestra labor.

A las doce ya estábamos en el campamento, a la una, ya almorzados, dejamos nuestras cosas en el cambuche de los periodistas, y a las dos se inició la tan esperada reunión. Cien delegados, incluidos los del secretariado. Con un equipo de protección de cuatrocientos hombres, y una supuesta área de máxima seguridad pues nos hallábamos en una zona aislada en el triángulo entre Brasil, Colombia y Perú.

Se cantó el himno nacional de Colombia, el de los otros dos países pues ni ellos mismos sabían donde estábamos —creo que era por despistarnos— y el himno fariano, al que le agregaron una nueva estrofa: El gobierno Uribe correr no nos hará/ y al gringo menos le tememos/ pues el gran Chávez nos ayudará./ Lararín, lará, lararín, lará. Seguido fue la lectura del orden del día, que aprobaron por unanimidad.

Luego vinieron las palabras del camarada Maullanda, gordo como un Garfield, con su toalla roja al hombro (la que le regaló Pastrana, que luce como un recuerdo de felices épocas). Lloró por los camaradas perdidos, rindió un sentido homenaje a Raúl Reyes, Iván Ríos, El Negro Pascasio y otros más “muertos heroicamente mientras dormían”. De Reyes dijo que “era un chiquito grande” y que “el Negro Pascasio murió como un blanco”. En fin, una colección de frases para la historia. A continuación comentó que lo de los computadores era una “joda” pues los pueden abrir fácilmente, que confía más en los cuadernos de apuntes, pues a él nadie es capaz de entenderle la letra, y que por lo mismo es muy seguro.

Que sentía vergüenza con lo que el gobierno había publicado de ellos, pues se mostraba que las FARC (EP) eran un grupo limosnero, pidiéndole prestado 100 millones de dólares a Kadaffi —para pagarlos en cinco años—, vendiéndole barata la imagen a Chávez y a Correa. En fin, que “dónde estaban los miles de millones de la droga que se supone tamos ganando”, mientras miraba con sus ojillos de marrano arisco hacia los otros comandantes farianos. “Esta joda no puede seguir así”, dijo, "pues nuestra inmaculada imagen revolucionaria no se debe devaluar tanto”. Luego habló de montar una franquicia con la marca FARC (EP). Se le cobran derecho por emplear el nombre a los extorsionistas que lo quieran usar para conseguir plata. Y que a Chávez se le deben cobrar por lo menos dos mil millones de dólares para referirse a ellos.... “pues cada vez que lo hace nos desprestigia.” Y aclamaron la propuesta de establecer una franquicia, para cobrarle a todos, incluido Sarkozy.

Por último, se refirió al "tal polvo de uramio que dizque iba a comprar el camarada Reyes. Pues si el uramio es tan peligroso como dicen hay que comprarlo. Pero no para hacer bombas sucias. Nada de mugre. En cambio, si se lo echamos a una represa como la del acueducto de Nueva York causamos más daño que con una bomba. Ahora toca terroristiarnos en grande, a ver si nos toman en serio".

Posteriormente hablaron los demás del secretariado y varios líderes de frente, quienes propusieron unos cambios decisivos en la estrategia de las FARC (EP), y en las medidas tácticas que se deberían tomar. Entre ellas, llamó la atención la de “todo mundo para dormir debía tener un hueco”, aunque alguno propuso no dormir pues todos habían muerto en la cama. Esta idea no la aceptaron totalmente, y llegaron a un acuerdo: “Hay que dormir con un ojo pelao”. Y que por los problemas de las recompensas era mejor “tener un jefe de seguridad muerto que un vivo que cobre la recompensa”, y que para estar tranquilos era mejor secuestrar las familias de los jefes de seguridad. La Asamblea duró varios días más, en un franco ambiente de camaradería en el que nadie soltaba su arma ni daba la espalda, y a nosotros los periodistas nos cuidaban más que a secuestrado encadenado.

Pero, ya me lo temía, no todo podía terminar felizmente. Tenía más de una hora dormida, cuando una gran explosión atronó el espacio. La aviación, pensé inmediatamente. El olor a era insoportable. Aterrada, me levanté, abrí los ojos y lo vi a él, a mi marido, boquiabierto, ajeno a todo. El muy desconsiderado no me creyó que sólo Álvaro Uribe tiene barriga para tragarse en la noche una bandeja paisa con fríjoles, chicharrón y pata de cerdo, sin que le haga daño, y doña Lina paciencia para aguantarlo. ¡Maldito restaurante paisa en Nueva York!

¡Ahora hasta en los sueños se corre peligro de ser bombardeado!

*Gran periodista funambulesca, mundialmente reconocida en este campo.

Ilustraciones:

http://estaticos03.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2007/05/21/1179730200_extras_ladillos_1_0.jpg

http://www.aldeaeducativa.com/small/pastrana6.jpg

http://www.abdulhakeem.com/photos/nuclears/uranium/uranium.jpg