8 de abril de 2008

Los crímenes de abril

Por KOESTLER

Dos días distintos, el mismo mes y dos años diferentes. El 9 y el 10 de abril recuerdan el asesinato de dos líderes populares. Uno, Jorge Eliecer Gaitán, “El Negro”, como despectivamente lo llamaban los oligarcas de los dos partidos colombianos. El otro, Emiliano Zapata, el “bandido” como le decían igualmente los oligarcas mexicanos. Ambos mueren a traición. Gaitán en la carrera séptima de Bogotá cuando salía de su bufete. Zapata en la hacienda de Chinameca cuando se iba a entrevistar con Guajardo, un coronel que supuestamente se sumaba a sus fuerzas insurgentes.

Uno, Zapata, muere en 1919 y el otro 29 años después, en 1948. Ambos, líderes populares, amados por sus pueblos, y odiados por los grupos plutocráticos. Del primero se conocen todas las intimidades de la traición y sus autores. El crimen contra Gaitán permanece en la penumbra y tal vez nunca se conozca la verdad. No obstante, ambos tienen algo en común: son víctimas de la intemperancia, el odio y la exclusión.

Tal vez Gaitán cayó por las balas de un espontáneo, cuya alma había sido incendiada por las prédicas políticas y religiosas del momento. A Zapata no le perdonaron su consigna "la tierra es de quien la trabaja", ni a Gaitán "Hay que procurar que los ricos sean menos ricos y los pobres sean menos pobres." La verdad es que en ambos crímenes existe un común denominador: “Al pueblo nunca le toca”.

Ilustraciones

http://thealchemist.blogia.com/upload/20051113173249-pensador.jpg

http://www.locombianos.com/imagenes/jorge%20eliecer%20gaitan.jpg

http://i184.photobucket.com/albums/x79/pixvirtual/im/140/zapatamexico.jpg


1 comentario:

Alejandro dijo...

Como dato curioso Emiliano Zapata nunca dijo la tierra es de quien la trabaja o Tierra y Libertad, eso fue dicho por uno de los subalternos del caudillo del sur, Gildardo Magaña, quien era un intelectual que se unió a la lucha zapatista y tenía una formación anarcosindicalista. Zapata en TODOS los manifiestos conocidos firmados por él ponía como lema "Constitución, Leyes y Reforma". Zapata no lucho por la reforma agraria, sino por la restitución de los derechos de los pueblos y sus tierras ejidales o comuneras. Soy mexicano y nieto de un luchador zapatista del viejo Ejercito Libetador del Sur y colaborador en las Comisiones Agrarias del Sur presididas por el ilustre patriota emxicano Marte R. Gómez