20 de mayo de 2008

Mamerías




Por Acidonitrix



Unas de cal....

En defensa de la alcaldesa

No podemos permitir que los advenedizos vengan a ofender a ciertos lebrijenses y menos si se trata de una dama distinguida. Ni más faltaba. No se puede tolerar que el señor Roberto Ardila, el flamante asesor jurídico, con ego más grande que el de un argentino en tierra de indios, no contento con proclamarse como un gran asesor, o como dicen algunos de sus paniaguados, el “más grande del mundo”, a fuer de echarse loas y de que le quemen incienso diga que el venía con el plan de hacer grandes cosas, pero que lamentablemente sólo estaba rodeado de ineptos.

¡Ni más faltaba! Él no conoce a nuestra alcaldesa para que la incluya en tan agraviante afirmación. ¿O será que sí la conoce bien?

¡Averígüelo Vargas!

y otras de arena....

De esos contratos... ¡líbranos Señor!

En un debate del Concejo, interpelada la alcaldesa Sonia Serrano por el elevado costo del contrato 0060-2008 del mes de abril, cuyo objeto es: “MANTENIMIENTO DE LA VÍA QUE CONDUCE A LA VEREDA SANTA ROSA DEL MUNICIPIO DE LEBRIJA DESDE EL KM 0+00 HASTA EL KM 2+800 MTS”, respondió con toda la frescura o ingenuidad que era barato, pues ella había conseguido que le rebajaran de 18 a 12 millones cuatrocientos sesenta mil pesos. Al parecer, una ingeniera de la Alcaldía había estimado el trabajo en 18 millones.

Ahora bien, existen varios asuntos que se requiere precisar. Primero: ¿Qué entienden por mantenimiento de la vía? Porque todo el trabajo que se realiza es el de limpieza de la vía: cunetas, pastos a los lados y de alcantarillas, cuyo material se levantó con la volqueta del municipio, hecho que no sabemos si estaba contemplado en el contrato.

Es una vía en muy buen estado, que no requiere nada más de mantenimiento a lo largo de la misma, excepto en la salida del pueblo, donde se está arruinando a consecuencia de las tuberías de agua del acueducto. Situación que en su momento advirtieron los contratistas de Esgamo, quienes pidieron que Empresas Públicas Municipales hicieran a tiempo la renovación de ductos porque la obra se deterioraría rápidamente, por cuya consecuencia ellos no responderían. Pero la gerente de esa época, Mireya Bayona, nada quiso hacer al respecto, y hoy están evidentes las consecuencias de dicha desidia.

Entonces, si no se realiza “mantenimiento alguno” complicado, salvo limpieza y recolección de basura y algunos movimientos pequeños de tierra, preguntamos: ¿por qué vale $12.460. 000,oo dicha tarea? Es de recordar que en años anteriores dicha labor valía 500 o 600 mil pesos. Pero aún más grave, es el hecho de algunos miembros de la comunidad le habían solicitado a la Alcaldesa un auxilio de 300 mil pesos para realizar la tarea hasta SANTA ROSA . Es decir, no 2800 metros sino más de 5 kilómetros.

Vaya manera de valorar costos. Es más económico entregar $12.460.000 pesos que medio millón. O aún menos, promoviendo la participación de la comunidad. Aquí se presenta un grave dolo contra el patrimonio municipal y no hay excusa posible. Por otra parte, si el consejo de la ingeniera indujo a error a la Alcaldesa, ya es hora de que se libre de su “círculo de amigos”, que la rodean y aconsejan muy mal.

Aunque por ahí suena que se trata de otro asunto. Que esa partida tiene que alcanzar o para un concejal o para un “asesor” muy cercano a la alcaldesa. Pero una cosa si es cierta: se trata de un contrato escandaloso, en el que se pagó por lo menos 15 veces su costo real. Y no lo pueden negar.



Ilustraciones
http://www.asterixweb.it/acidonitrix3p.gif
http://4.bp.blogspot.com/_hlj-auufJQI/R0MPveW9-rI/AAAAAAAAABg/tlDyt2O09JU/s320/Iglesia+de+Lebrija.jpg


No hay comentarios: